El CEO de Lenovo, se porta muy bien con sus empleados

October 6, 2012 Comments Off
El CEO de Lenovo, se porta muy bien con sus empleados

¡¡¡Todo vuelve!!! Si hay algo que venimos viendo que se repite en los emprendedores, es la idea de generosidad y de darse una mano entre todos. Este es el solidario mundo empresarial. Hace mucho no escuchamos una noticia así… ¡para leerla de pie y aplaudir!

Lo que pasa es que estamos acostumbrados a ver como los altos directivos, además de cobrar un jugoso sueldo reciben bonificaciones millonarias, las cuales se convierten enseguida en yates lujosos y mansiones. Y a que esto no solamente se limite a los exitosos CEO, sino que muchas veces son otorgados a personas que llevaron a la ruina a sus empresas.

Pero este no es el caso de Yang Yuanqing, el CEO de Lenovo tenía bien merecido éste reconocimiento, ya que logró un incremento récord para la marca del 73% neto, a comparación del año anterior, pese a los problemas económicos por los que atraviesa el mercado informático. Sin embargo, nuestro amigo Yang al recibir este bono de U$s 3.000.000 (una pequeña parte de los U$s 14.000.000 que generó de ganancia para Lenovo), de inmediato decidió gastarlo de manera singular…

 

Repartirá el mismo en paquetes de aproximadamente U$s314 (2000 yuanes) entre 10.000 empleados que tienen un sueldo más modesto. La lista de colaboradores que integran la lista de los beneficiarios son los de la línea de producción de sus fábricas, los que ocupan cargos de asistentes, recepcionistas y otros empleados de perfil bajo.

Puede parecer poco, pero tomando en cuenta el reporte de Fair Labor Association donde dicen que el salario mensual en las fábricas chinas van desde U$s354 a U$s450, para muchos de esos empleados, este bono podría ser casi lo que ganan en un mes (una gran ayuda).

Por eso, nosotros aplaudimos el generoso gesto de Yang Yuanqing. No sabemos si le darán un reconocimiento especial por ser un CEO tan exitoso y bondadoso, pero sin duda se convirtió en uno de nuestros CEOs favoritos.

 

 

 

 

Por: Florencia Pecoraro

Related Posts

Comments are closed.